miércoles, 26 de enero de 2011

En La Matanza, vamos por la integración social

Que buen discurso el del dirigente y diputado nacional Héctor “Toty” Flores. Fue ayer, en la presentación de las propuestas de gobierno nacional de la Coalición Cívica. Uno de los conceptos que más llamaron a la reflexión se refería a la diferencia entre inclusión social e integración social. La diferencia radica, fundamentalmente, en que incluir al otro significa incorpóralo a determinado grupo ya establecido y que poco o nada se nutre de la nueva incorporación. Tomado en este sentido, incluir significa obligar al otro a ser como uno, desestimando la necesidad de su potencial aporte humano. En otras palabras: “Si sos como yo, te incluyo. Caso contario, te quedas afuera”. Es una postura autoritaria, pobre y egoísta, en la que todos, finalmente, terminan siendo excluidos.

En el lado opuesto, está la integración social. Es la que ve en el otro las virtudes de toda persona humana, independientemente de su condición socioeconómica. Y no solo eso, sino que también se re-conoce en el otro porque valora y comparte las cosas esenciales de nuestra humanidad. Entiende que todos tienen mucho para aportar y tiene en claro que nadie es dueño de la verdad y que la verdad y el camino del progreso se construyen con los aportes de todos, en democracia, libertad y transitando un camino juntos.

Casualmente este concepto va en sintonía con el título y el espíritu de este blog. Me refiero a la importancia de tener siempre una actitud crítica, constructiva y respetuosa, como condición humana que nos dignifica y nos permita ser ciudadanos, para luego encontrar las mejores soluciones a nuestros problemas con el aporte de todos los que forman parte.

Reconozco en las palabras del diputado "Toty" Flores el espíritu que guiará las acciones de nuestra fuerza a lo largo del próximo año en La Matanza. Recuperar la dignidad de todos los matanceros, para que todos nos sintamos parte de un proceso de cambio y progreso, que termine por recuperar la dignidad y el lugar que siempre le correspondió a La Matanza.

En “La Juanita” lo hicieron y demostraron que se puede. Nosotros, que somos ellos, lo vamos a hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada