jueves, 24 de mayo de 2012

La resistencia ciudadana promueve justicia: Se fue Cirigliano, ahora falta De Vido.

En un país con instituciones debilitadas y pervertidas,  y frente a un gobierno que va “por todo”. Es decir, por todo el poder  a costa de la libertad, el progreso y el desarrollo de los argentinos. Solo la resistencia cívica y pacifica en la calle podrá torcer el rumbo de un gobierno autoritario que no reconoce límites.

No es casual que el Ministro Julio De Vido, culpable de la masacre del Once, retire la concesión del grupo Cirigliano luego de las múltiples manifestaciones que se producen para pedir justicia, a raíz de la impunidad que hasta el momento parecieran tener quienes son responsables de la muerte de 51 personas y más de 700 heridos.  Sólo cuando el gobierno intuye la pérdida de potenciales votantes, producto del descontento que se manifiesta en las calles, encuentra un limite y actúa prudentemente. La Constitución, la Justicia, el sentido común, la moral, el dolor de los padres, el mediano y largo plazo, etc, no representa nada para un gobierno autoritario y populista como el Kirchnerista. Por lo tanto, la realidad indica que poco o nada debe esperarse del recto accionar de las instituciones de la nación sin el acompañamiento firme y militante de la ciudadania.

Si el gobierno encuentra enfrente a un pueblo manso y entregado, seguirá derrumbando las instituciones hasta consagrar la involución social, al mejor estilo Venezolano. Empero, si encuentra focos crecientes de resistencia cívica y pacifica, se verá empujado a revertir sus pasos y desestimar su trasnochado proyecto de poder, en pos de un proyecto de desarrollo nacional basado en la justicia y la república.

Dicha exigencia cívica en las calles logró que el gobierno aparte al grupo Cirigliano y quede a disposición de la justicia, a pesar de las innumerables denuncias formales que existían desde hace muchos años. Esa misma exigencia ciudadana debería multiplicarse para exigir que también paguen los culpables políticos, entre ellos, el Ministros de Planificación, Julio De Vido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada